La cruz

Todos conocemos la historia. Los látigos, las idas y venidas, el largo camino al monte calvario cargando un madero pesado. La gente agolpada, los insultos. La negación de Pedro. Poncio Pilato lavando sus manos, y eximiéndose de toda culpa.Pero, ¿qué es realmente la cruz? ¿qué significa? ¿por qué murió Jesús?

Dios Padre creó al hombre para que viviera bajo su guía. Y el hombre decidió hacer su propia voluntad, su propio deseo… desconociendo así quién era Dios y su legitimidad. Pero claro, nadie puede revelarse a una autoridad semejante sin que haya consecuencias. Y la consecuencia de haber desafiado a Dios fue la muerte misma. 

Todos hemos pecado, hemos hecho cosas contrarias a Dios y hemos sido transgresores frente a Dios. Todos merecemos la muerte. Ninguno merece la vida eterna.

Pero tanto es el amor de Dios Padre y de su Hijo, que decidieron que Jesús se hiciera hombre, para transitar la vida sin ofender a Dios, en la más absoluta obediencia, y por ello sin pecado; para llegar a la cruz, y sin merecer la muerte, tomar nuestro lugar.

La cruz significa que Jesús ocupó nuestro lugar, cargó sobre sí nuestros pecados y murió por nosotros. Esto era necesario para que sea pagada nuestra transgresión, nuestra enemistad con Dios Padre, y así podamos tener vida eterna junto con ellos.

La cruz no fue un plan improvisado. No fue un accidente desafortunado. Desde el principioel plan de Dios fue reconciliarnos con Él por medio de Jesús. Por eso sus últimas palabras fueron “consumado es”, “está hecho”, “está terminado”.

“Después de esto, y como Jesús sabía que ya todo estaba consumado, dijo «Tengo sed», para que la Escritura se cumpliera.  Había allí una vasija llena de vinagre; entonces ellos empaparon una esponja en el vinagre, la pusieron en un hisopo, y se la acercaron a la boca. Cuando Jesús probó el vinagre, dijo «Consumado es»; luego inclinó la cabeza y entregó el espíritu.”

Evangelio de Juan 19:28-30

La obra de Jesús en la cruz es el acto de amor más grande de Dios hacia la humanidad. Es el inicio de la Buena Noticia. Es la semilla que muere para dar mucho fruto en cada uno de nosotros.

Basado en el Capítulo 18 del evangelio de Juan.
Seguí leyendo más artículos de la serie «El evangelio de Juan» para conocer más sobre Jesús.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *