¿Por qué Dios creó la familia?

Si comenzamos a leer la Biblia desde Génesis, el primero de los libros, vamos a ver los acontecimientos de cómo se crearon los cielos, la tierra, los mares, los animales y por último al hombre. Inicialmente la Biblia nos dice que Dios creó solamente al hombre… ¿la razón? No la sabemos. Pero al paso del tiempo, Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo”.

Si vamos a hablar de familia, primero debemos hablar de la idea de Dios para con la creación. Dios creó al hombre para que pueda disfrutar de Su presencia, para establecer una relación de amistad, de amor. Pero Dios no creía que fuera bueno para la creación el andar solo, sin tener a quien amar.

Dios es un Padre de amor, y nosotros que fuimos creados en ese amor tenemos la necesidad de dar amor. Para que el hombre pudiera entender el amor de Dios, era necesario que pudiera amar a un semejante, a alguien que también fuera creación: a la mujer. Por eso Dios creó a su complemento, porque el amor siempre es relacional.

Nosotros podemos amar porque Dios nos amó primero. Y la familia es el resultado de poder amar. Es la demostración de que el amor es paciente, es bondadoso. El amor no tiene envidia. Que el amor muchas veces todo lo sufre, cuando tiene que enfrentarse a situaciones difíciles y dolorosas; todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

La familia es la demostración de estar al cuidado, de la responsabilidad, de acompañar, de perdonar, de alegrarse juntos, de disfrutar la vida en comunidad, en grupo.

La familia no es una creación directa de Dios, sino la consecuencia de poder amar a otros porque Él nos amó primero. No te prives de vivir la hermosa oportunidad de estar acompañado, de amar, de sufrir, de experimentar la paciencia. De amar como Dios nos amó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *